30 junio 2022

Ojalá se haga justicia

El periodista José Luis Morales en el fondo de la Sima de Jinámar junto a restos humanos (1977)

«(…) La negra sima no tiene epitafios, sino tumbas anónimas./Sólo lloran lagartos/arrastrándose por sedientas rocas./La madre barrunta, el hijo sospecha/que allí están para siempre las rotas calaveras;/pero con llantos regarlas no pueden./¿Quién le dice la verdad? Las serpientes mudaron las camisas…»

Francisco Tarajano

Este martes 7 de junio es el día señalado para que dos técnicos de patrimonio histórico del Cabildo de Gran Canaria desciendan a la Sima de Jinámar, el objetivo, comprobar su estado y ver las posibilidades de realizar una cata para futuros trabajos que exhumen los restos de las cientos de personas que fueron arrojadas a ese lugar de exterminio de ochenta metros de profundidad por los fascistas.

Quiero ser optimista, no pensar en que se baja precisamente a un año de las elecciones locales, que de nuevo estará a pie de abismo el presidente Morales entre cámaras de tv y periodistas, trato de evitar pensar que también a un año de comicios electorales se hizo la cata en la fosa común del cementerio de Las Palmas, esa que luego acabó en nada, en una farsa y un maltrato político a las familias que tenemos seres queridos en ese estercolero del horror.

Deseo fervientemente que esto no sea una nueva performance de captación de votos para luego decir: “no es posible”, “no se dan las condiciones”, “los huesos ya no están”, “se los llevaron por birlibirloque”. etc y etc.

Ojalá me trague mis pensamientos negativos, mis profundas desconfianzas, que las palabras pronunciadas por jef@s de la empresa que contratarían para la supuesta excavación diciéndome en la cafetería junto al cementerio de Las Palmas “que lo de la Sima Jinámar es imposible”, tan sólo fuera un arrebato navideño en aquel 23 de diciembre de 2018.

Que todo salga bien, que perforen cinco o seis metros en el fondo de la chimenea volcánica y encuentren huesos destrozados por la tortura, cráneos con tiros en la nuca, suelas de alpargata, muñequeras de luchador, anillos de casamiento.

Ojalá…