21 octubre 2020

Vallekas infectada de fascismo.

Imagen tomada de la red.

Aporrear, humillar, pisotear derechos, esa vergonzosa labor es de gobiernos que traicionan a la clase trabajadora, permitir manifestaciones en barrios de millonarios y apalizar a quienes se movilizan en barrios obreros, eso se llama fascismo.

De la policía hace tiempo que no espero nada, su especialidad es la carga, la bala de goma, el insulto, la patada, la detención. Lo que no se entiende es quién dio la orden de agredir a un pueblo que salió a la calle en defensa de la sanidad pública.

Es Vallekas, un barrio obrero, de los que votan a la izquierda, donde seguramemte sus urnas decidieron la elección de más de un cargo público que hoy miró para otro lado, quizá de quien a golpe de teléfono ordenó la vergonzosa violencia policial desmedida contra quienes ejercían un derecho constitucional, el derecho de manifestarse libremente, defender una sanidad para tod@s.

Hoy las calles volvieron a llenarse de miedo, de insultos, de palos y sirenas, de multas millonarias, en aplicación de una Ley Mordaza que este gobierno no ha querido derogar.

La verdadera pandemia se llama fascismo.

Síguenos y comparte:
error13
Tweet 20
fb-share-icon20